¿Se elimina más rápidamente el cannabis de nuestro organismo cuando dormimos?

Fumarse un porro antes de dormir es muy cómun en los usuarios de cannabis. En muchos casos se utiliza como método para conciliar el sueño de una forma más agradable, es más sencillo caer rendido sobre la cama, una sensación de sueño profundo, etc... ya hemos hablado en una entrada de esta página al respecto >> ¿Recuerdas tus sueños cuando fumas cannabis? Hoy nos vamos a la cama bajo el dulce estado de la marihuana, y profundizamos en la fase REM de los sueños. A menudo, los que comentáis fumáis antes de iros a dormir y tenemos que recordar que en esas 7-9 horas de media de sueño el cannabis fluye por el organismo sin ningún tipo de impedimento que lo elimine, ni sudamos, ni orinamos, por decirlo de alguna manera si quiera nos movemos... Por lo tanto, ¿fumar marihuana o hachís antes de dormir influye de manera negativa en el proceso de eliminación de este mismo? ¿alarga los plazos de eliminación el que fumemos antes de dormir? ¿qué sucede en nuestro cuerpo?

Cae la noche, hemos liado nuestro porrillo y tras un agradable consumo, estamos estirados en la cama con una sensación de somnolencia... nos hemos dormido. Tras unos buenos minutos en nuestro organismo, el cannabis experimenta una primera metabolización a nivel pulmonar y hepático, transformándose en el ya tan conocido (11-OH-THC), es el metabolito más activo del tetrahidrocannabinol (THC), el cual se forma en el cuerpo después del consumo de cannabis​ en la forma de comidas y bebidas de cannabis, pero no cuando se consume fumado o vaporizado.

Después de una segunda metabolización hepática el (11-OH-THC) se convierte en varios metabolitos inactivos como el (THC-COOH), que es el metabolito más abundante en plasma y en orina. Los metabolitos del THC se excretan principalmente por la bilis y las heces (65-70%); el resto se elimina por la orina. Más información al respecto en >> Toxicología del cannabis: Recorrido de la marihuana en nuestro organismo, desde que es fumada, hasta su metabolización. (Porcentajes, días de eliminación en orina, etc)

Aunque parezca mentira, durante la noche el cuerpo gasta también energía. El organismo gasta a diario un 10% del total de la energía cuando digiere, absorbe y almacena los alimentos; entre el 10 por ciento y el 30% en la actividad física; y hasta un 70% en respirar, pensar o dormir.... pero, ¿Qué sucede con el cannabis cuando dormimos? ¿Se elimina en mayor cantidad? Cuando dormimos suceden los siguientes procesos en nuestro organismo que comentaremos brevemente a continuación.

Es habitual presentar cuerpos cetónicos en la primera orina de la mañana. Estos compuestos proceden del hígado, donde el cannabis queda retenido en sus tejidos grasos y se desprende muy lentamente hasta llegar a la orina. El hígado destruye el 90% de las toxinas que entran en el cuerpo, y la marihuana es una de las toxinas principales si la consumimos antes de irnos a dormir. El THC es liposoluble, es decir, soluble en un medio graso, por lo tanto su proceso de eliminación orgánica resulta bastante complejo y la gran mayoría de las partículas de ellas se alojan en tejido blando orgánico como es el del hígado. Por cierto, si no dormimos, el pancreas se debilita y seguidamente la capacidad de quemar el azúcar que hemos ingerido durante el día. >> La investigación publicada en la revista American Journal of Medicine asegura que una menor prevalencia de la obesidad y la diabetes mellitus en los consumidores de cannabis sativa.

Respondiendo a la gran pregunta, cuando dormimos, el organismo no elimina más rapidamente el cannabis, y las cantidades no son en relevancia mayores dado que aunque haya menos impedimento no se quema más energía que cuando estamos despiertos.