¿Es bueno congelar la marihuana? ¿Cúal es el proceso correcto para conservar los cogollos sin sufrir pérdidas de potencia, olor, sabor, etc...?

Si, la marihuana puede congelarse.... pero no como mostramos en la fotografía . Es una opción para grandes cosechas que no van a ser consumidas en breve o como forma de almacenaje. El cannabis tiene que congelarse cuando esté secada y curada (al menos 30 días), porque si se congela con resquicios de humedad, al descongelarla posteriormente, presentará residuos como el moho o tejidos podridos en los tricomas. El cannabis no debe contener más de un 5-10% de humedad, de otra manera enmohecerá y perderemos la cosecha. No debe presentar oxidación alguna, ni proyectarse en ella luz natural o artificial en su almacenaje. La mejor opción de almacenaje es la conservación en bolsas herméticas cerradas al vacío.

Cuando congelamos algún componente biológico, el que sea, como lo es la marihuana por ejemplo, tenemos que comprender que el cannabis contiene agua; aunque no sea mucha en proporción a otros elementos químicos. Al congelarse el cannabis, varía su volumen (aumentando) y como consecuencia directa, rompe directamente los tejidos orgánicos que la contenían en su forma natural. Cuando descongelamos la yerba, ocurrirá el proceso a la inversa, el espacio que ocupaba el hielo ahora al pasar al liquido deja en su lugar paso al aire del ambiente, produciendo de forma natural roturas físicas en los tejidos del componente orgánico.

1) La hierba no debe contener + de un 5/10% de humedad, de otra manera enmohecerá. Las plantas afectadas de algún tipo de moho no son aprovechables, las esporas del moho son muy resistentes y casi imposibles de destruir sin afectar negativamente al principio activo del cannabis, el THC. Recordamos que consumir marihuana con moho te puede dejar un mal viaje, los pulmones bien jodidos y un sabor de boca horrible durante unas horas.

2) La luz puede causar una fuerte pérdida de THC y un aumento del CBD (perdida de potencia). Por eso, hay que emplear envases al vació y opacos para su almacenamiento. En cualquier congelador no debería entrar ningún ápice de luz natural.

3) La temperatura puede causar, al igual que la luz, una fuerte pérdida de THC, de modo que la temperatura recomendada para la conservación está por debajo de los 10º. Congelando la marihuana, estamos por debajo de los 0º, así que podemos estar tranquilos en este aspecto si nuestro congelador se encuentra en perfectas condiciones.

4) El aire (oxidación) es el factor más importante de alteración del sabor y del aroma (terpenos) Por ello, hay que prestar atención al conservar la hierba y vigilar su proceso,al menos, semanalmente, para visualizar cualquier anomalía en su conservación. Recordamos que los tejidos naturales del cannabis pueden romperse dado las variaciones en el volumen al congelarse-descongelarse. Mucho cuidadito con las variaciones de temperatura si elegimos congelar nuestros cogollos en vacío, vigilar la humedad, la entrada de luz y su conservación al menos semanalmente.

No hay comentarios :

Publicar un comentario